Tarifas del gas: la resolución final en manos del Presidente, la Vice y el ministro de Economía

Dentro de un mes se definirá el precio de la tarifa, según estimó la secretaría de Energía, sin embargo cuál será el aumento nadie lo tiene claro. Hoy se podría decir, la decisión final está en manos del presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Fernández, y el ministro de Economía: Martín Guzmán.

A un semana del inicio de las dos audiencias, una organizada por la SE y la otra por el Enargas, está a las claras que las diferencias respecto al precio del gas y las tarifas. Mientras que la conclusión de la primera audiencia de la secretaría fue decir: debemos decidir si el Estado pone 36 mil millones en subsidiar la tarifa de gas domiciliaria, o 56 mil millones, cifra ésta última que no está proyectada en el Presupuesto Nacional. Es decir desde Energía, y en proyección el ministerio de Economía, entienden que debe haber un incremento de entre el 26 y el 35%.

Por el otro lado, en la audiencia de tres días del Enargas quedó claro que el su interventor, Federico Bernal, no quiere aumentos que supere el 9%. Incluso dio a entender que puede haber aumentos en el precio del gas a las productoras, pero que no los convalidará en el precio de la tarida. Federico Bernal en diálogo con el diario Río Negro señaló que en la definición de las nuevas tarifas de transición tendrá en cuenta “el precio del gas que figuran en los contratos entre productoras y distribuidoras”.

Con esa advertencia Bernal terminó de abrir la grieta al dejar en offside a la secretaría de Energía, dado que en esos contratos -de base del Plan Gas Ar- el precio PIST fijado es el que hoy está vigente y no el que pueda surgir del nuevo cálculo que elabore la cartera de Martínez y Guzmán.

Sin dudas que tanto Bernal como Energía, son los dos mascarones de proa de las dos posturas. Según el portal El Cohete a la Luna, Guzmán almorzó el viernes pasado en El Calafate con la vicepresidenta, donde llevó varias carpetas donde explicó números de los subsidios, consecuencias y beneficios. La tertulia duró hasta las cinco de la tarde.

Habrá que ver en los próximos días cómo se resuelve la cuestión, que atañe a tres cosas fundamentales para el Gobierno:

  • Los aumentos no deben ahogar la recuperación del salario;
  • Los aumentos no deben incidir en la inflación, que cuesta domar principalmente en los alimentos;
  • El Estado no debe cargarse de más con los costos de los subsidios, para mejorarlo tras el inicio de la pandemia y la crisis que dejó el macrismo en los números fiscales; además de la negociación con el FMI por la abultada deuda que dejó el Gobierno anterior.

La decisión final que adopte el Gobierno Nacional despejará la incertidumbre a los usuarios y las empresas del sector, desde los productores hasta los distribuidores. Y fundamentalmente que se cierre la división sobre éste tema que hay en el gobierno y que quedó demasiado plasmada en la semana de las audiencias.