Tarifas de gas y luz, marcada de cancha y ¿autoabastecimiento?

La resolución de la cuestión tarifaria ingresó en compás de espera en la esfera gubernamental. Mientras que la cuestión en el sector de la electricidad el incrementó en menos de dos dígitos que dio la provincia de Buenos Aires, marcó la cancha para el universo tarifario. En el medio, las productoras de gas, las únicas ganadoras de la compleja situación en la que intervienen los subsidios públicos (y las cuentas fiscales), los bolsillos de los usuarios y la recuperación de la economía.

Discusión y marcada
Puertas adentro del Gobierno todavía no está saldada la discusión de otorgar si los precios de la tarifa del gas acompañan la inflación, la visión del ministro de Economía Martín Guzman, o el Estado pone más dinero de lo pautado y que los incrementos no superen el 9%, según la visión de Federico Bernal, interventor del Enargas.

Las posiciones basan en los siguientes fundamentos: que el Estado no gaste más de lo que tenga que presupuestado y compartir los esfuerzos con los usuarios residenciales, comercios y pymes en cuestión tarifaria. La otra visión es que el Estado haga el esfuerzo, pues todavía hay situación de crisis por pandemia y no ahogar la recuperación económica con tarifas que quiten capacidad de consumo.

La semana pasada el gobernador bonaerense Axel Kicillof mandó un aviso. “Estamos anunciando un aumento de 7% en la tarifa final a partir del 1° de abril e iniciar con ellos un período de negociación y empezar a definir costos e inversiones necesarias hacia adelante. Esas inversiones van a garantizar el sostenimiento de la red”, el subsecretario de Energía bonaerense, Gastón Ghioni.

El aumento será en el 40% de los usuarios que no viven en la zona del conurbano, pero si donde operan cuatro distribuidoras privadas y el centenar de cooperativas. También otras provincias dieron aumentos en tarifas eléctricas, como Mendoza, Córdoba, San Luis, entre otras, donde los incrementos fueron del 9 al 13%, salvo Tucumán que escalonamiento le da un 37%.

Los ganadores
En el marco de la discusión tarifaria, las productoras de gas se pueden decir son las ganadoras con el Plan GasAr. Lograron un precio promedio de 3,9 dólares el millón de BTU, para los meses picos, un valor bien alejado por lo que se paga en el mercado local (entre 2 y 2,5 dólares) o de los precios internacionales como el Henry Hub, a 2,7 dólares el millón de BTU.

Por ese diferencial de precio en los picos de consumo, y de manera extra, las productoras embolsarán sólo desde las arcas del Estado el monto de u$s 2800 millones de dólares.

El Plan GasAr tiene el objetivo de suplir las importaciones, que llegan al 18% del total que consume el mercado interno. Sin embargo, pese al monto de subsidios y apoyo a la producción, nada se sabe si en los próximos cuatro años más, cuando finalice el Plan GasAr llegaremos al autoabastecimiento.