Rol del gas natural en el modelo enrgético nacional

Atentos a las realidades que nos transmite la coyuntura, es imperioso pensar en nuevas alternativas de modelo energético para los tiempos que se avecinan. En particular con una concepción en la que el pensamiento nacional, popular y democrático posibilita el camino hacia una comunidad respetuosa de la naturaleza, de la igualdad esencial de las personas, y en especial, del acceso universal a la energía.
Sobre la base de la creación del Ministerio de Energía, que implica un reconocimiento de que la energía excede el problema económico o productivo, se propone a partir de la planificación un entramado y una dinámica institucional sectorial.
Resulta necesario contar con un plan estratégico de la energía a mediano y largo plazo, abarque desde la prospección y explotación de todas las fuentes energéticas (renovables y no renovables), pasando por los procesos de compresión transporte, distribución, y almacenamiento del gas la petroquímica y otros vectores energéticos, su uso final en los sectores socioeconómicos, particularmente en el diseño de su equipamiento para calefacción y refrigeración. Plantear escenarios integrados del desarrollo de las renovables distribuidas territorial y socialmente: las de biomasa, eólicas, solares térmicas y fotovoltaicas. Complementando a las mismas y teniendo en cuenta la trayectoria tecnológica del país, al relanzar la puesta en marcha del prototipo nuclear argentino CAREM, se debería contar con un programa industrial de al menos cinco años con no menos de 10 unidades. El mercado interno las puede absorber dado que posee posee zonas con de necesidad de energía. Una electrificación creciente donde también debe jugar el litio de nuestro altiplano. La articulación de renovables con las nucleares y de gas natural de baja potencia con arranque rápido justifica le necesidad de contar con un diseño para el sector energético 2021-2030.
Debemos consolidar nuestras propias fuentes de energía en principio con un precio del gas natural estratégico y competitivo. No ocurre ello con las ideas que vienen circulando en los medios donde el Ministerio de industria y producción (Plan Gas IV) estima establecer un precio del gas a 3,50 U$/MMBTU por 4 años. Si ello ocurriera se producirá error mayúsculo para la recuperación del desarrollo del país. Como va a ser competitivo con ese precio 100% mayor que el de Henry Hub (en el cruce de gasoductos y centro de comercialización) y cómo es posible exportar a ese precio si el mundo está tomando gas a valores de 2,50 o más abajo…Subsidiar a los productores de gas es un error dado que poseen buenas espaldas financieras y buenas tajadas de dinero en cuenta off shore. En particular ya lo tienen en el crudo a 45U$/bbl donde obtienen recursos para sostener al gas. El gas natural se consume prácticamente el 100% en el mercado interno. Si se plantea un precio de 3,50 U$/MMBTU es un enorme obstáculo para el desarrollo nacional. Exportarlo en un contexto mundial de una gran sobreoferta de gas natural (enormes yacimientos en Siberia, en Irán en Irak y Estados Unidos con el shale gas) que determinan un precio del mismo en los últimos años por debajo de los 3U$/MMBTU. De hecho en el 2020 el mercado americano accedió al gas en Henry Hub a un promedio de 2,0 U$/MMBTU (en este mes de junio a 1,75U$/MMBTU).
El volumen de gas natural en EEUU producido en 2019 fue de 776.000 millones de m3. Con Rusia, Irán y Qatar la producción llegó a cerca de 1.800.000 millones de m3. La Argentina con 41.000 millones de m3 no llega al 2,1% del total mundial. Plantearse que Argentina exportando Vaca Muerta pueda tener alguna competencia en este marco es una fantasía. Por ahora Vaca Muerta puede tener un rol local (y promoviendo su consumo anulando lo antes posible la resolución 46 de Aranguren de precios toxicos del gas no convencional para el desarrollo nacional genuino.
El volumen tomado puede aumentar algo en Europa, pero hay un camino por recorrer y es competir (con Rusia) por la preeminencia. De hecho, Rusia posee cinco veces más reservas de gas que EEUU. Con los interrogantes o certezas de la geopolítica mundial es sensato pensar que puede haber una pelea por el control de los mercados de gas. Es sensato pensar que el primer productor de gas en el mundo (EEUU) en unos años por el propio peso de las reservas ya no lo sea y Rusia asuma ese puesto…En el ínterin la rivalidad emerja y el precio del gas siga por debajo de 3 o aun de los 2,5U$/mmbtu.
Esto es posible si se obtiene un precio mix entre el gas convencional y no convencional (shale gas) y el lugar posible de establecer una especie de Henry Hub criollo es en las cercanías de Bahía Blanca donde se vinculan las cuencas del Comahue y la austral. Desde allí es posible entonces fijar valores de oferta y demanda que un organismo de administración nacional del gas natural lo comercialice a los valores que correspondan. Dicha administración deberá también relevar y auditar los yacimientos y sus potencialidades y sus caídas.
Si se tuviera una Agencia Nacional de Hidrocarburos con el objetivo de planificar la política del sector, otro sería el cantar y no saldrían números y propuestas solo impulsadas por los lobbies de la producción. Sería muy útil y de hecho ordenador del mercado de gas natural en el Argentina contar con una “Administradora mayorista del Gas” y punto de encuentro de gasoductos de cuencas Sur y Comahue símil Henry Hub. Cabe en esta mirada resumida la necesidad de rediseñar los objetivos y tareas del ENARGAS. La regulación debe incorporar la concepción política del gobierno elegido por el pueblo, que es la planificación de la economía con participación federal, cooperativa, municipal y comunitaria, adecuándolos como organismos estatales de supervisión y control de la producción y generación. Que posibilitara relanzar la construcción de redes de Gas Natural provinciales y regionales. Ante esquemas energéticos de amplia descentralización con gasoductos, centrales nucleares y de gas podremos ver de a poco un nuevo modelo energético con pleno suministro en amplias zonas hoy semi aisladas. Asimismo, la exENARSA dada su capacidad estatutaria para el desempeño de múltiples tareas energéticas entre ellas referidas a la compra-venta de gas natural interna y externa. También se debería acrecentar su participación en estudios e ingeniería entre otros de proyectos de almacenamiento con superbaterias.
Todas estas acciones deben confluir en el rediseño del modelo energético y del funcionamiento del sector. Costos reales auditados, desdolarización, precios accesibles, tarifas justas y razonables, son premisas para garantizar el acceso universal al consumo de bienes energéticos.
Andres Repar – Miembro del Instituto de Energía “Scalabrini Ortiz” (I.E.S.O.).