Nación vuelve a analizar importar gas desde Chile

La crisis del gas de Argentina no termina de tener piso y los bloqueos de rutas y caminos en el corazón de Vaca Muerta le asestaron un duro golpe al plan del gobierno nacional para pasar este invierno. Es por esto que desde la cartera de Energía de la Nación se retomaron contactos con Chile para definir una posible importación desde ese país, informó el diario Río Negro.

La alternativa ya había sido estudiada a fines del año pasado cuando el gobierno acababa de poner en marcha el Plan Gas Ar, el programa de subsidios para las empresas destinado a que se incremente la producción nacional, y analizaba en ese contexto el escenario global de las importaciones.

En ese momento, el golpe en el esquema inicialmente previsto fue la confirmación desde Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) de que no podrían mantener el nivel de envíos a Argentina que se registró en el invierno del 2020.

Ante la menor producción de gas del país del Altiplano, para este invierno la adenda contractual que se terminó firmando el 28 de diciembre pasado, marca que el nivel de exigencia de las importaciones será de 14 millones de metros cúbicos por día, un tercio menos que el volumen que se inyectó durante el invierno del año pasado.

Tras analizar la posibilidad de comprar gas regasificado a Chile, el gobierno finalmente optó por contratar un segundo buque regasificador durante 98 días. Se trata del barco Exemplar de la empresa Excelerate Energy, casualmente el mismo buque que en diciembre de 2018 había dejado el país y que ahora está previsto que entre en operaciones a partir del próximo 27 de mayo.