Los horizontes que ofrece el Plan Gas

Las compañías celebran la contractualización del Plan Gas.Ar y preparan las ofertas para las nuevas adjudicaciones. La clave del mercado exportador.

La contractualización es un factor fundamental en la industria hidrocarburífera. El país estuvo durante años sin contar con un horizonte claro aun sabiendo que la actividad requiere de previsibilidad para poder realizar inversiones a largo plazo. El Plan Gas.Ar terminó con ese periodo de ventas que se daban casi de día a día.

El programa permitió que la industria pasara de 0 a 100 en 30 meses y que el panorama sea claro para los proyectos. “Obviamente el spot es necesario para el mercado, pero la base fundamental para para soportar este negocio es la contractualización con lo cual el Plan Gas permite contar con esa previsibilidad de cuatro años. La contractualización es fundamental porque arrastra, de alguna forma, a que el mercado industrial poco a poco empiece a entender la dinámica e ir hacia los contratos, quizás un poquito más de largo plazo”, sostuvo Rodolfo Freyre, VP de Gas y Energía de Pan American Energy (PAE), en el marco del Energy Day que organizó Econojournal.

Las compañías coinciden que el Plan Gas.Ar fue un éxito y que significó darle versatilidad a la industria. Los proyectos comenzaron a desarrollarse y los ductos fueron saturados. Un valor agregado es que se pudieron cumplir con las exportaciones de gas a Chile, un hito que comprueba la efectividad del programa, pero también el potencial de las reservas argentinas.

La demanda implicaba que se tengan que hacer modificaciones. El objetivo era atender las necesidades del país, pero también llenar el Gasoducto Néstor Kirchner. Las nuevas ofertas tienen un horizonte proyectado para el 2028 y buscan alcanzar el autoabastecimiento energético y avanzar con los proyectos de exportación.

Las productoras todavía tienen tiempo de realizar sus ofertas, pero desde la Secretaría de Energía de la Nación ya están pensando en una cotización. “El precio que estamos proyectando está entre 3,5 y 4 dólares”, explicó Flavia Royón, titular de la cartera, en el marco de la visita a la obra del Gasoducto Néstor Kirchner, donde anticipó que los trabajos finalizarán en junio del 2023, pero que el ducto estará trabajando a pleno para el invierno del 2024. “Estaríamos con un porcentaje muy grande de autoabastecimiento y esto nos permitiría pensar que el sector oil & gas dé vuelta la balanza económica”, consideró.

Bajo este marco, el presidente de YPF, Pablo González, aseveró que se esperan las nuevas adjudicaciones del Plan Gas.Ar y recordó que la compañía pasó de tener de 9 millones a 18 millones de metros cúbicos día a 3,65 dólares. “En esta nueva licitación del Plan Gas, la idea de YPF es poner un volumen más importante que el resto de las compañías”, adelantó.

Para PAE, el nuevo programa tiene varios efectos. El primero es que a mitad de tiempo del actual Plan Gas.Ar ya se está pensando en la extensión y esa es una señal para los planes de las compañías. “Uno no define inversiones en 10 minutos. Uno tiene que hacer infraestructura, gasoductos y plantas de tratamiento dependiendo de donde esté ubicado su yacimiento”, explicó Freyre.

El caso de Aguada Pichana Oeste es el mejor ejemplo para entender la dinámica de los proyectos de las compañías. “En el área estamos construyendo un gasoducto y pusimos una batería nueva de 8 millones de metros cúbicos para poder crecer. Hace un año y medio estábamos en una producción de 1 millón de metros cúbicos y prácticamente estamos llegando a 7,5 millones de metros cúbicos. Tener previsibilidad para poder cumplir con el horizonte de tiempo es clave”, aseguró el VP de Gas y Energía de PAE.

El nuevo Plan Gas.Ar expone tres elementos fundamentales. Una es la extensión para la Cuenca Neuquina, una posible extensión para el onshore de la Cuenca Austral y los volúmenes adicionales que van a estar asociado a la nueva infraestructura como el Gasoducto Néstor Kirchner, pero también para los volúmenes adicionales que puedan aparecer donde exista capacidad de transporte.

“Los productores competimos por la demanda. Nosotros tenemos que ofrecer un precio y la oferta más se lleva la demanda. Esa demanda tiene dos elementos. El elemento doméstico y el elemento para abastecer la demanda de las distribuidoras y la demanda de generación, pero fundamentalmente donde está gran parte del valor para hacer competitivo esa demanda doméstica está en el mercado de exportación porque puede pagar un precio bastante más alto de lo que paga el mercado interno”, aseguró Mariano D’Agostino, VP Marketing & Sales de Wintershall Dea Argentina, en el Energy Day que organizó Econojournal.

 

Exportación: el otro factor del Plan Gas.Ar

Argentina tiene una interconexión con Chile muy fuerte a partir de siete gasoductos y mantiene vínculos con Brasil, pese a que las conexiones físicas son muy pequeñas. Es por eso que es necesario pensar en esquemas de compensación que permitan se puedan usar las líneas eléctricas para exportar energía. Es una posibilidad latente gracias a las características del Plan Gas.Ar.

“Durante el verano de este año, Argentina necesitaba del sector térmico y necesitaba del gas que se estaba exportando a Chile, pero el país confirmó y dio confianza al mercado exportador de que estaba para cumplir con los contratos que se habían firmado, con lo cual eso me parece que fue un punto clave para seguir dándole seriedad a las exportaciones”, sostuvo Rodolfo Freyre, VP de Gas y Energía de Pan American Energy (PAE).

“Nosotros creemos que hay que potenciar esa relación con Brasil y hay que seguir fortaleciendo la relación con Chile buscando reemplazar el consumo de las carboneras con gas natural. Hay que analizar cómo podemos llegar con el gas competitivo a Brasil que podría ser a través de un ducto o pensando en alguna otra forma, que podría incluir a la infraestructura del norte argentino”, consideró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *