La producción de petróleo, cerca del nivel prepandemia

En julio se extrajeron 521.000 barriles por día, apenas un 1,31% por debajo del récord previo al impacto del Covid. La generación de gas creció en Neuquén pero cayó un 9,53% a nivel país.

Los datos de producción de hidrocarburos de Argentina durante el mes pasado marcaron que el sector se encuentra muy cerca de superar el brutal impacto que significó el año pasado la pandemia por el Covid 19 y la estricta cuarentena obligatoria, pero es un escenario desigual entre las cuencas, ya que mientras en Neuquén los guarismos marcan un cambio de 180 grados, la reactivación parece no haber llegado a otras provincias productoras.

Las mejores noticias del mes provinieron del segmento de la producción de petróleo que arrojó en julio un promedio diario de 521.442 barriles por día, esto es un 1,9% sobre el mes anterior, es decir que en tan solo un mes la generación creció a razón de unos 10.000 barriles de petróleo diarios.

Este nivel marca que ya quedó atrás la época de cierre de pozos productivos que se vio el año pasado, cuando la generación había sido de apenas 479.340 barriles diarios (un 10,8% menor) a raíz de la parálisis de desarrollos que signó la falta de demanda provocada por el aislamiento social.

En tanto que si se compara la producción del mes pasado con la de julio del 2019, se evidencia que la generación creció un 1,2%, anotándose por primera vez en un año y medio una mejora en términos interanuales.

Al analizar la evolución de la producción de petróleo queda en claro que el gran motor de impulso fue Neuquén, a partir de los desarrollos de Vaca Muerta, que el mes pasado arrojaron un promedio de un poco más de 162.000 barriles diarios.

La provincia alcanzó una generación de 202.257 barriles diarios, un 43,17% más que la dada el mismo mes de 2019 (141.270 barriles diarios) y marcando así la mejor marca desde 2004, es decir en 17 años.

En contraposición, la segunda provincia productora de petróleo, Chubut, tuvo una caída en su generación de crudo no solo con respecto al 2019 y la prepandemia, sino incluso en comparación con julio del año pasado, cuando el país se encontraba en una cuarentena estricta.

De acuerdo a los registros oficiales de la secretaría de Energía de la Nación, la producción de los yacimientos de Chubut del mes pasado fue de 137.781 barriles por día, un 7,34% menos que la registrada en el mismo mes de 2019, pero además un 0,41% menor que la marcada en el mismo mes del año pasado.

Este retroceso de la producción de Chubut no solo consolida la posición líder de Neuquén en el mapa petrolero, sino que grafica un panorama similar de declino de la producción que se ve en el segmento convencional de todo el país.

El gas natural

En el segmento del gas natural, la producción de julio marcó un crecimiento del 2,92% en relación con el mes anterior y también con julio del año pasado de la mano del impulso del Plan Gas Ar.

De esta forma la producción de gas nacional finalizó en un promedio de 130,69 millones de metros cúbicos por día, es decir que en un mes se incorporaron un poco más de 5 millones de metros cúbicos diarios.

Aún así la generación no logró romper la inercia de contracción que experimenta desde hace dos años. Esto se evidencia en el hecho de que en la previa de la pandemia, el nivel de producción de julio de 2019 había sido de 144,47 millones de metros cúbicos diarios, es decir un 9,53% más alto que el registrado el mes pasado.

Así como sucede en el segmento del petróleo, la producción de gas también mostró una asimetría cada vez más marcada entre la Cuenca Neuquina, o mejor dicho la provincia de Neuquén y el resto de las cuencas del país.