La producción de gas en alza, según la Universidad Austral

Un informe de la Universidad Austral remarcó que la producción de gas alcanzó valores pico de la pre pandemia a raíz del impulso generado por el Plan GasAr. En paralelo, los datos reflejaron que se redujeron las importaciones.

El trabajo realizado por el Instituto de Energía de la Universidad Austral, en colaboración con facultades de la institución y la empresa HUB Energía, mostró que la producción total de gas de septiembre trepó 8% anual hasta los 132,50 MMm3/día. La actividad del sector retornó a niveles de julio de 2019, antes de la llegada del Covid-19.

En paralelo, el gas no convencional registró un incremento del 31% respecto de septiembre de 2020 y del 12% en comparación con septiembre de 2019, para pasar a representar el 51,5% de la generación de gas a nivel nacional.

«Esto evidencia la tendencia alcista de producción, que comienza a recuperarse por el impacto del Plan GasAr”, destacó Roberto Carnicer, director del Instituto de Energía de la entidad educativa.

En este contexto, el balance comercial energético negativo se revirtió en septiembre a partir de la reducción de las importaciones, producto tanto del incremento en la producción local por el Plan Gas como de la menor demanda residencial por motivos estacionales.

Por otro lado, con respecto al petróleo, si bien la producción de crudo convencional siguió cayendo, la de no convencional revirtió su impacto y continuó con valores totales crecientes superando el pico máximo de septiembre 2019, representando este año el 33,8% de la producción total.

En cuanto a las tarifas, Federico De Cristo, profesor de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral, resaltó el atraso en los valores a partir de la decisión del Gobierno de incentivar el consumo de cara a las elecciones y las fiestas de fin de año, lo cual genera «como contrapartida, un mayor gasto en subsidios». «Podría esperarse que para cerrar el 2022 con el mismo déficit del año en curso, el Gobierno deba hacer un ajuste de alrededor de un punto del producto para compensar menores ingresos (aún con algo menos de gastos)», acotó.