La energía requiere de las definiciones de un Plan Gas 4 que entró en “revisión”

La energía que requiere el país necesita definiciones. Y este es el punto clave a resolver si el deseo es que se convierta en la palanca del despegue, según los objetivos del Gobierno Nacional. Analicemos algunos temas para encontrar un horizonte y hacer conclusiones.
• Estamos a ocho meses de la asunción, y en materia de energía fluye más las zonas grises que la claridad. Esto se debe a los rumbos erráticos en los funcionarios elegidos, como el ex secretario Sergio Lanziani, y la falta de llegada de Darío Martínez. Todo tendría que ser más rápido. La realidad no permite que se tarde casi un mes para poner en marcha el gabinete que acompañará al dirigente neuquino.
• En la claridad se ve que YPF retomará el liderazgo en la inversión y que es la herramienta de la política energética del Gobierno, que todavía no se plasmó.
• El Plan Gas 4 ingresó en boxes de “revisión”, en los equipos del ministro Martín Guzmán. Si bien lo quieren mejorar, los tiempos corren. El Plan tiene que estar seis meses antes de que los despachos gruesos sean en la etapa invernal.
• Las empresas petroleras le enviaron una carta a Guzmán para que interceda en la ruptura de la cadena de pagos que estrenó, días pasados, la distribuidora Metrogas. Los tonos fueron enérgicos y anticipatorios de posibles procesos judiciales.
• Los primeros meses se vieron que había definiciones y disputas de visiones sobre qué hacer con la energía. Se concluyó en el Plan Gas 4 del dúo Kulfas y Carbajales, con el apoyo de Sergio Afrontti, CEO de YPF, y ahora entró en revisión. Lo que sucede ahora es que los tiempos se acortan (y no valen las demoras). Las definiciones deben ser rápidas y tajantes.
Veremos qué nos depara los próximos tres meses finales de un año atípico por el atravesamiento de la pandemia del COVID 19.