Fuerte demanda de gas para generación de electricidad y a buen precio

La temporada de alta demanda de gas natural en Argentina está llegando a su fin, y desde la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) se sacó provecho a ese menor requerimiento con una nueva subasta destinada a adquirir el gas excedente del Plan Gas Ar para mejorar el aprovisionamiento de las centrales térmicas. Sin embargo, la gran novedad de la compulsa realizada fue que el precio no solo no descendió sino que incluso se encareció.

El concurso fue realizado este martes por la mañana por el Mercado Electrónico del Gas (Megsa) y estuvo destinado exclusivamente a las empresas que forman parte del programa nacional de subsidios a la producción de gas, el Plan Gas Ar. Las firmas pueden ofertar su parte excedente de la producción comprometida, es decir la que no está ya precomprada por el programa, con la condición de que no pueden superar los precios máximos de esa iniciativa.

En este caso, la convocatoria es para cubrir el período que va del 30 de agosto al 12 de septiembre, y contó con un récord de ofertas y volumen ya que se presentaron 16 propuestas que sumaron un total de 19,7 millones de metros cúbicos.

En la anterior subasta complementaria se habían presentado 15 propuestas por 18 millones de metros cúbicos, por lo cual esta compulsa capturó un mayor interés pero no por eso logró un menor precio, ya que el precio promedio ponderado de la subasta fue de 4,42 dólares por millón de BTU, dos centavos más cara que la pactada a principios de mes.

Como es habitual, la mayor parte de las propuestas y el volumen provinieron de Neuquén, con un total de 11 ofertas por 12,5 millones de metros cúbicos por día. Le siguieron las 3 ofertas de Tierra del Fuego por 3,5 millones de metros cúbicos. Mientras que desde Chubut y Santa Cruz hubo una sola oferta por provincia, por 1 y 1,5 millones de metros cúbicos diarios, respectivamente.

Como se registró en las anteriores subastas, el grueso del volumen colocado se dio al precio máximo permitido de 2,57 dólares por millón de BTU, pero también hubo ofertas bastante más bajas, que partieron desde los 4,11 dólares.

Si bien la finalización del invierno se está haciendo esperar, en especial ante el ingreso de una ola de frío polar que está descargando fuertes nevadas en la zona cordillerana, se espera que en las próximas semanas comience a descender el consumo de gas y ante una menor demanda la oferta podría apuntar a reducir sus precios para garantizar su colocación.

Pero esa será una carrera corta, ya que desde el gobierno nacional se comenzaron a habilitar permisos de exportación en firme, que parten en la mayoría de los casos desde el próximo 1 de octubre.