El nuevo rol de Enargas

Con la llegada de Federico Bernal al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), como interventor, se observa que pretende entablar negociaciones más fuertes en temas claves como el precio del gas, y no reducir al Ente a un rol de garante de los acuerdos previos entre privados. Una diferencia sustancial con la administración anterior. A continuación, los principales ejes.

Pagar la factura
El Ente hizo un llamado a que los usuarios abonen sus facturas y pidió al Gabinete que se abrieran los puntos de cobro (rapipago y otros). Se pretende que las distribuidoras no rompan las cadenas de pago, especialmente con los proveedores pymes y el gas que consume. Además aclaró que la suspensión del servicio es sólo para una franja de consumidores, y no para todos. Una falsa idea que se pudo corregir. Además armó la Mesa de Trabajo con las distribuidoras (Resolución N°30).

El precio del gas
Se viene, y como explicamos en otras páginas, la negociación sobre el precio que deberán abonar los usuarios residenciales. Las petroleras quieren que se les abone entre 3 y 4 dólares el Millón de BTU, mientras que el Gobierno pretende entre 2 y 2,5 dólares. En esa discusión ingresó el Enargas, a través de la publicación de la Resolución N 27, que lleva a sentarse a negociar bajo su órbita.

Abrir la cancha a la SBDs
Días pasados, a través de una video conferencia, Bernal mantuvo una reunión con María Victoria Noriega, presidenta de la Federación de Subdistribuidores de Gas por Red (Fesubgas), y se comprometió a crear una Comisión de SBDs en el seno del Enargas, con participación de esta federación y la otra: el Instituto de Subdistribuidores del Gas (ISGA) y sumar al INAES. La idea es trabajar los principales puntos de la Agenda 2020 que diseñaron ambas entidades federativas.