Aumento de la tarifa en gas en marcha

El Gobierno Nacional puso primera y se apresta a dar moderados incrementos en las tarifas de gas y electricidad, a partir de la convocatoria que realizó el Ente Regulador del Gas (Enargas) a la audiencia pública, vía zoom, a transportistas y distribuidoras.

La audiencia será el próximo 19 de enero de 2022, y fue convocada a través de la Resolución 518/2021 del Enargas. En ella se buscará definir las tarifas de TGN y TGS -las transportistas- y los cargos que cobran las distribuidoras Naturgy, Gasnor, Litoral Gas, Gasnea, Gas Cuyana, Gas del Centro, Camuzzi Pampeana, Camuzzi del Sur, TGN y TGS.

Esta audiencia es similar a la aconteció en 2021 y busca una «adecuación transitoria» de los cargos por transporte y distribución, a la espera de la Revisión Tarifaria Integral (RTI) que el Estado debe cerrar con cada compañía. De esa audiencia las distribuidoras recibieron aumentos del 26% en sus cargos, que luego se aplicaron a las facturas y dando un incremento del 7% al consumidor final.

En éste incremento no se contabilizó el precio del gas y el del transporte porque no variaron al estar sostenidos por subsidios.

Qué incrementos

Las distribuidoras tienen tiempo hasta el 3 de enero para presentar las sugerencias de incrementos que pretenden en los cargos. Lo que barajan entre las nueve distribuidoras y las dos transportistas es del 30 al 50%, éste último número en función de la inflación que hubo hasta el momento.

Otros medios de comunicación como lapoliticaonline ya dieron como por hecho un incremento entre el 17 y un 20% a partir del mes de marzo.

Si bien la idea es dar el incremento en el concepto «cargo» de las distribuidoras y las transportistas, y que representa un tercio de la factura final, que sea en el mes de marzo sería un solución que llega muy rápido en cuestiones donde los tiempos suelen ser más laxos.

Las lógicas que se mueven

El incremento de las tarifas en la distribución y el transporte tienen que ver en un marco de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), evitar retrasos mayores en las tarifas y el control de los subsidios y su impacto en las cuentas públicas.  

De los 13 a 14 mil millones de dólares en subsidios que habrá en el 2021, 11 mil millones correspondieron a mitigar la diferencia entre el precio del gas libre y el que recibe el usuario subsidiado.

Tal vez la idea del ministerio de Economía es no incrementarlos en 2022 en función de las duras exigencias que sigue manteniendo el FMI en las negociaciones por la deuda de 45 mil millones de dólares que dejó la administración macrista.