Acciones a la baja en las principales energéticas

Las empresas energéticas vienen de unos duros traspiés en la Bolsa de Valores de Buenos Aires, el MerVal. Según cálculos de la sociedad de bolsa Cocos Capital, el valor total de las empresas energéticas y de servicios públicos en la Argentina actualmente es de u$s4.000 millones. En enero de 2018 todas estas compañías costaban u$s38.000 millones en conjunto, es decir un 850% más.
Veamos algunos ejemplos: en el caso de YPF pasó de u$s9.825 millones a u$s1.433 millones. En el caso de TGS de u$s3.931 millones a u$s798 millones, y en el caso de Metrogas descendió de los u$s2.649 millones a u$s68 millones.
Las gasíferas pasan por un combo particular, dejaron de tener aumentos dolarizados; tienen tarifas congeladas en pesos desde principios de 2019 y en el medio una terrible devaluación e inflación que elevó los costos de distribución, los cuales en su mayoría están dolarizados. Ésta combinación de factores pega duro en la economía diaria y en los planes de inversión de las principales firmas de la plaza.
En este marco se entiende como las empresas están “regaladas” y muchos quieren aprovechar para adquirirlas. El caso más notorio es el de Naturgy, que si bien no está en venta ya recibieron ofertas. Algunas las rechazaron de inmediato. Otras las mantienen en estudio. Cabe recordar que Naturgy ya se retiró de Chile, dirigía un compañía eléctrica, y en Perú dejó la distribución de gas.
La otra que tiene un fuerte oferente es Metrogas, controlada por YPF. La petrolera de capital público tiene necesidad de dinero para lograr fondos en “la producción de energía”, lo que podría habilitar el traspaso a los empresarios José Luis Manzano y Daniel Vila, quienes recientemente ya compraron Edenor.
El negocio de la distribución de gas parece ser rentable para algunos, principalmente para empresarios locales. Eso no sucede cuando los dueños son empresas internacionales que ven cómo se desvaloriza sus activos. Por esto, como es el caso de Naturgy, prefieren irse a mercados con monedas estables.